lunes, 7 de junio de 2021

Miguel Labordeta. Centenario.

 

        El próximo día 16 de junio se cumpen cien años del nacimiento de Miguel Labordeta.

       Sirvan estos documentos que aquí aporto como homenaje a su persona y a su obra.

    Su legado se encuentra depositado en la Biblioteca "María Moliner" de la Universidad de Zaragoza.

Miguel Labordeta. Alcón foto.

Miguel Labordeta. Bronce de Pablo Serrano.

 


Original manuscrito del "Segundo manifiesto ópico Jounako". Biblioteca "María Moliner". Univesidad de Zaragoza.

Primera página de la transcripción mecanografiada realizada por Clemente Alonso Crespo del "Segundo manifiesto ópico jounaco", incluida en su tesis doctoral "Aportación para una edición anotada de la obra de Miguel Labordeta".  En Biblioteca "María Moliner". Univ. Zaragoza.

5 noviembre 1951. La censura prohibe la edición del "Segundo manifiesto ópico". Original en Biblioteca "María Moliner". Univ. Zaragoza.






Manuscrito original de Miguel Labordeta para la edición de "Los soliloquios", último libro publicado  en vida del autor, 1969.  Los soliloquios (casi antiversos-poemas) del infeliz humano     hacia el noema básico en pos de la alta Metalírica    noemas ónticos vivencias poéticas    base de una poesía científica y envergadura humana y rabia.    Original en Biblioteca "María Moliner". Universidad de Zaragoza.  
    



Portada de "Los soliloquios". Ediciones Javalambre. Zaragoza 1969.

Dibujo recortado en cartón depositado en la Biblioteca "María Moliner". Univ. de Zaragoza. "Unguejollos, opicilos y monstruos" fueron criaturas saturnianas creadas por la imaginación labordetiana relacionadas con el "Manifiesto ópico jounako" como evasión somarda de la realidad española hacia 1968.

Carnet internacional de "Ciudadano del mundo" expedido a nombre de Miguel Labordeta, firmado por él mismo. Biblioteca "María Moliner". Univ. Zaragoza.

lunes, 31 de mayo de 2021

Una aportación labordetiana después de ver la exposición "ILUMINACIONES"

 

 

        

 

Invitació personal enviada por Luis García Abrines a su amigo Miguel Labordeta.



 

 

La noticia en la prensa.

 

Una nota manuscrita enviada por Miguel Labordeta a su amigo Luis García Abrines. 1968



Una carta de Luis García Abrines a Miguel Labordeta. UNGUEJOLLOS y OPICILOS son criaturas saturnianas inventadas por el poeta que figuran como firmantes de su "Manifiesto ÓPICO-JOUNAKO al país y alrededores".

 Los originales de todos estos documentos están conservados en la Biblioteca María Moliner de la Universidad de Zaragoza. Fondo Miguel Labordeta.

lunes, 24 de mayo de 2021

De cuando las razas humanas eran cinco: negra, cobriza, amarilla, malaya y blanca.

 


     De nuevo lo encontré en el rincón de los tiempos pasados.

            Andaba a cuestas o a rastras con mis siete u ochos años.

            Creo que fue el único libro que tuve durante mi infancia. Lo he encontrado camuflado entre otros que, con el paso del tiempo, se fueron acumulando a lo largo de los años en la biblioteca de un lector no taladrado por el afán bibliófilo sino por la necesidad lectora del estudioso que siempre está comenzando en su diario aprendizaje

            Lo he hallado en estos días en que tanta gente habla, vocifera, despotrica, insulta, miente, achucha al acecho un odio al pobre, a quien nada tiene, al negro-copia de todos los migrantes en su desespero sin remedio.

            En estos días necesito el silencio, me refugio en un caminar ensimismado entre los trigales verdes de una esperanzada primavera. Me sumerjo en el silencio luminoso de los libros acumulados, salvados por el espacio ocupado en los estantes de una casa donde ejercen la bondad de su saber.

            Cuál sea la razón por la que esta enciclopedia de “grado elemental”, que así se llamaba, ha vuelto de nuevo a mis manos no lo sé. He vuelto a pasar las páginas marcadas por el polvo acumulado de los años. He encontrado los dibujos que llamábamos “santos”, de las figuras geométricas, de los mapas que ocupaban nuestra atención cuando niños porque se marcaban los colores, de las antiguas máquinas agramadoras del cáñamo, de la segadora que alguna familia había podido adquirir, de la trilladora soñada.

            Y he recordado páginas y páginas con sus apartados o preguntas aprendías de memoria que aún recuerdo ahora, y la cantinela de los tiempos verbales aprendida de una vez y para siempre.

            Así fue nuestra escuela. El maestro preguntaba y nosotros contestábamos. De memoria y ya está. Durábamos dos cursos con este grado elemental y luego otros dos con el llamado grado medio. Y ya sanseacabó. Y si te he visto no me acuerdo. Y sálvese quien pueda. Y el quemás chifle, capador.

            Hoy, en estos días de gritos, de verborrea, de palabras patrioteriles, de odiosas incitaciones, de llamadas a los cerebros enquistados de gónadas testiculares de los pechiabiertos que cazan a la cabra que disfrazarán con gorro cuartelero legionario y azuzarán el trantrán de la militarización de las fronteras, porque los extranjeros deben quedarse en su casa y a los “negritos” los deben cuidar sus papás que para eso los pechiabiertos y repizconas monjiles disfrazados de paternalismos infames siembran de lluvia los escupitajos que lanzan a los cielos, en estos días digo, nos escupen en nuestra propia cara.

            Cuando tenía siete u ocho años recitaba de memoria estas palabras que aquí reproduzco y muchas más, sin saber lo que decía.

            Hoy sé lo que decía, lo que me decían y lo que me decían que debía decir.

            Hoy algunos dicen y repiten una y otra vez lo mismo que entonces corregido, aumentado y coreado por los voceras de la radio, la televisión, los periódicos y los escritos digitales de tantos y tantos miserables.

            Se escupen en la cara, nos escupen y hasta consiguen que esa lluvia malsana y ponzoñosa cale en la gente.

            En ocasiones, demasiadas, me dan miedo.




Mi enciclopedia infantil. Valía para todo. 





Lo aprendíamos de memoria: "La raza blanca, a la que pertenecemos nosotros, es la más civilizada y sobresale entre todas por su inteligencia". (Ya ven. Los genes se heredan. Muchos años después afloran. Así andamos hoy)            




  • De la segunda República a la nueva España. Glorioso movimiento nacional. Patria, pan y justicia nos dijeron. Han aflorado de nuevo en la actualidad. Palabras sin sentido. Gritos. Banderas al viento. Tatuajes en los cuerpos que afloran los mismos grabados de sus mentes gonadistas de añorados tiempos. "Quien venga detrás que arree y si te he visto no me acuerdo". "Que se jodan". "Que hubieran nacido en otro sitio". "España es de los españoles". "A por ellos, a por ellos, oéee, oée, oéee."

A
A algunos les da igual "güesque" que "pasallá". La mula que sea grande, ande o no ande.


La segadora con que algunos soñábamos.

jueves, 20 de mayo de 2021

Hermano hombre.

 

            Mi hermano negro, desdentado, roto entero por los golpes de la vida, deshecho en lágrimas, te abrazo en llanto, te protejo, me deshago en rabia frente a los asesinos de tu vida.

            Te lo digo con palabras de Miguel Labordeta.